El arte como conocimiento, como testimonio, como fuerza, como sentimiento y emoción, como enigma y valor cultural.

martes, 23 de mayo de 2017

SUZANNE ARCHER (1964) / NO HAY TEMOR MÁS VIVO


  •  Freud consideraba que la creación artística es una parte de la actividad mental que está muy vinculada con la formación de los sueños. Cierto que dicha creación, como el sueño, está saturada por la elaboración inconsciente de los residuos de las experiencias cotidianas. 


  •  Pero también es cierto que en un momento dado a ellas se añaden experiencias y viviencias imaginadas, desbordantes de ficción, de leyendas, de utopías, de invenciones y de fantasías. En ese mundo interior se mueve la inglesa ARCHER, cuya imaginería es escalofriante.  


  •  Es como si un ámbito arcano perfilase una iconografía tumultuosa, sombría y terrorífica, asaltase la retina del receptor y lo envolviese en sus propias pesadillas. Hablamos entonces de que esos espacios geológicos adquieren una impronta visual insospechada. 

 Europa, los occidentales, ¿no tendremos que estar buscando siempre un tesoro perdido, una gota de sangre, una gota del tiempo originario? 
(María Zambrano)

RAFAEL RUIZ BALERDI (1934-1992) / LAS VOCES DEL COLOR

  El vasco RUIZ BALERDI buscaba un contacto más directo con los colores que con las formas, sin interponer barreras o esquemas intelectua...

GREGORIO VIGIL-ESCALERA